sábado, 2 de junio de 2018

¿QUÉ ES UN IMPLANTE?

En general, los implantes, que son una especie de tornillo en el hueso de la mandíbula sobre el que se asienta el diente “nuevo”, se colocan cuando falta una pieza dental (por una enfermedad o un traumatismo) o cuando hay que eliminar uno natural (por una gran destrucción del diente debido a una caries) y se debe sustituir por uno artificial.


Este especialista debe valorar el estado de tu encía previamente porque se necesita que haya masa de hueso suficiente para que el implante quede fijado. En caso de que no sea así, será necesario realizar más pasos intermedios antes de colocar estas piezas, o bien valorar otras opciones.


IMPLANTES DENTALES: QUÉ PASA ANTES Y DESPUÉS
Veamos algunas de las dudas frecuentes que suelen aparecer ante la posibilidad de colocarse un implante dental y sus respuestas:

¿Qué pruebas hacen antes de decidirlo?
Normalmente, lo primero que hace el especialista es realizar una prueba de imagen, que permite obtener una buena visión del hueso para verificar que es posible implantar en él correctamente la nueva pieza. También se explora la encía para ver si está sana (si está enferma hay que realizar un tratamiento para curarla). Por otro lado, hay que valorar la oclusión de la boca, es decir, cómo se muerde, para asegurarse de que la zona del implante no recibirá más presión de la adecuada.

¿Qué puede pasar tras la prueba?
Si hay infección de la encía habrá que solucionar el problema previamente (a veces se recetan antibióticos, se hace una limpieza dental...). Si el problema es que no hay hueso suficiente, en ocasiones se puede llegar a regenerar usando hueso del mismo paciente o de bovino. Pero si la encía no sana o no se puede generar suficiente masa ósea, habrá que descartar el implante.

Fuente: 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario